Início  /   Conocé todo lo que se debatió en el 10º encuentro sobre estrategias ambientales

Conocé todo lo que se debatió en el 10º encuentro sobre estrategias ambientales

006_CEMA UCA_seleccion paneles - copia
017_CEMA UCA_seleccion paneles - copia

El 12 de Junio del 2019 se llevó a cabo la Convención anual CEMA sobre el futuro ambiental de la Argentina

La Cámara Empresaria de Medio Ambiente organizó, con la colaboración y en la sede de la Universidad Católica Argentina, el 10º Encuentro sobre Estrategias Ambientales: El Futuro Ambiental de la Argentina, una mirada hacia el 2030. La convención contó con un numeroso público que escuchó atentamente los debates de los seis paneles sobre temáticas de relevancia. Participaron del evento, además de los representantes de CEMA, empresarios y funcionarios.

“Una mirada hacia el futuro, trabajando en el presente”

Esa fue la sensación que parecía reinar entre los cientos de presentes que asistieron a la Convención y escucharon atentamente las palabras que indicaban la apertura del evento. En esta ocasión, todo parecía diferente. Así lo destacó el Presidente de CEMA, Gabriel Valerga: “Es el décimo encuentro anual y decidimos hacer algo distinto”. Este formato, previsto y concretado como una convención, resultó, además de valioso en cuanto a la información y las temáticas tratadas, dinámico y participativo. El Salón Plenario Juan Pablo II, de la UCA, cubierto en su totalidad, se acomodaba para una jornada que recién estaba comenzando. En su discurso inicial, Valerga estuvo acompañado por Pablo Garat y Norma Ciatti (decanos de la UCA de Derecho e Ingeniería y Ciencias Agrarias respectivamente) y los funcionarios Manuel Frávega y Juan Trebino, quien rápida y contundentemente, dimensionó: “no podemos seguir en el estado de situación que tenemos. Llamo a todos a una reflexión”.

Luego fue turno del primer panel: “Energías Renovables”. Allí, el moderador del mismo, Gastón Fenés, planteó un objetivo de llegar a que “el 20% de la generación eléctrica sea con energías renovables”, conforme indica la ley 27.191. Había representados sectores de la industria, Gobierno y finanzas. Norberto Quirno (Banco Galicia), asumió “el gran desafío de poder acompañarlos con financiamiento a largo plazo”. Desde el punto de vista empresarial, Marcelo Álvarez (CADER), propuso “hacer partícipe a la sociedad civil generando su propia energía”. El desafío parece ambicioso y atrayente. Witold Kopytynski (CEMA), hacía su aporte. Generación de biogás: “Tenemos que aprovechar los recursos que tenemos”. Concreto, claro, preciso. Era temprano y todavía no se habían mencionado todos los temas. La charla era tan interesante que parecía que el primer panel podía durar varias horas sin problemas. Faltaban tópicos clave y Fenés sabía que tenía que abordarlos: Así fue como propuso hablar de Vaca Muerta. Ninguno de los disertantes esquivó la pregunta y fue Regina Ranieri (UL Renovables) quien sentenció: “Con la deuda del FMI, Argentina no está en condiciones de decirle que no a ninguna inversión”. El diputado Juan Carlos Villalonga, también asumió el compromiso: “La política tiene que decidir cómo hace jugar a Vaca Muerta de cara a la descarbonización” y a su vez alejó el debate de esa dicotomía de “sí o no” para llevarlo a terrenos más profundos como el incremento hasta el 35% de la matriz energética con renovables. Por último, Maximiliano Morrone (Promoción de Energías Renovables y Eficiencia), fue aún más ambicioso: “Pensamos Vaca Muerta no sólo para el financiamiento interno. Hay que pensar en la exportación”.
Más tarde llegó el momento del panel “Minería”. Un periodista especializado, Daniel Bosque, fue el moderador y, nuevamente, tomó el micrófono Gabriel Valerga en representación del CEMA, quien argumentó: “Se necesita un impulso extra y políticas más firmes: mayor control, transparencia y trazabilidad de la información”. A su vez, el presidente de la Cámara proyectó que hacia el 2030 hay que ver al sector minero como actividad, no solamente desde una perspectiva empresarial. Por otra parte, Gustavo Koch (CAEM), enfatizó en los protocolos que ayudan en materia preventiva, y que lo que se necesitan son controles “estrictos y creíbles”.

A continuación, comenzó el panel “Industria Manufacturera”. Como moderadora, la periodista Silvia Naishtat celebró el documento que CEMA elaboró, así como ocurrió en el 2015, para presentar ante los diferentes candidatos que se postularán en las Elecciones Nacionales de octubre próximo. Uno de los protagonistas fue Horacio Martino (Tetra Pak), quien ratificó el compromiso de su empresa con el medio ambiente. Para eso, se refirió a la “economía circular”, un concepto que se transformó en eje de debate durante casi toda la exposición de ese panel. En tanto, Claudio Terrés (UIA), aseguró que es fundamental que las PyMEs también asuman el compromiso que muchas empresas grandes ya tienen. Desde el punto de vista gubernamental, Manuel Frávega (OPDS), sostuvo que en la Provincia de Buenos Aires hay normas que son “claras” y “no copian estándares nórdicos o suizos”.

Más tarde llegó el turno del panel Marcela Canosa, gerente de CEMA, fue la moderadora. Roberto Derosa, se ocupó de coordinar: “políticas claras y a largo plazo, más allá del color político”, fue el mensaje que caló hondo en los presentes. Ignacio Garciarena, de Agroindustria, destacó que Argentina debe posicionarse como país productor: “Debemos focalizarnos en la sostenibilidad ambiental y social”. Por su parte, Romina de los Santos (San Miguel Global), recalcó el “compromiso de producir de la forma más armónica posible”. En tanto, Agustín Benito (Sueño Verde) disparó: “Si el Estado no se ocupa del tema es difícil hacer perspectivas a 2030. Para eso queremos poner en agenda el tema y pedimos más intensidad con respecto a la registración y regulación del mercado”. Por último, Marcelo Regunaga (RBPA), afirmó que “La economía de cara al 2030 va a tener un componente muy grande de bioeconomía” y solicitó “más respaldo científico”.

017_CEMA UCA_seleccion paneles - copia
Ya entrada la tarde, había transcurrido más de la mitad de la jornada. Para romper esquemas, era el momento ideal para alterar la dinámica de la Convención. Como hasta ahora no había ocurrido, la geóloga Betina Laurenzano (Recursos Hídricos Neuquén), tomó el micrófono frente al atril del escenario, pidió prestado un puntero y en la pantalla se proyectaron diapositivas. En la primera presentación, se podía leer bien grande nombre del trabajo: “Gestión del Agua en la Actividad Hidrocarburífera No Convencional”. El panel “No convencionales” fue coordinado por Marcelo Pedoja (CEMA) y en él también disertó Marina Arana, Jefa de gestión de aguas upstream CMASS y de YPF, quien también colaboró con el proyecto expuesto. Laurenzano fue muy didáctica. Nos trasladó imaginariamente a Neuquén y nos contó las problemáticas de las cuencas de esa provincia. Los gráficos eran elocuentes y sus palabras también. El trabajo comenzó allá por el año 2012 y pudimos ver su progreso. Lo más importante de esto fue conocer verdaderamente la disponibilidad de recursos hídricos y qué tipo de utilización se le daba. Las cuencas neuquinas son las más importantes del país enteramente nacionales. “Partimos de la premisa de que teníamos disponibilidad de agua y qué características deberían tener los pozos sumideros. Cuando empezamos con el avance de conocimiento nos dimos cuenta de que no era tan así”, afirmó Laurenzano, quien además garantizó que “El estado y las empresas operadoras hidrocarburíferas pueden trabajar en conjunto para la protección de acuíferos”.
Mientras tanto, en el Aula Magna de la UCA se realizaron actividades de carácter más práctico: “Taller de Cascos Verdes”, “Agenda 2030 PNUD”, la presentación del libro “Economía Circular, el cambio cultural”, una interesante exposición de Tetra Pak con Cempre acerca de la economía circular en Argentina y hasta hubo tiempo para una presentación conjunta entre Facultad de Derecho y la Carrera de Ingeniería Ambiental, que, dicho sea de paso, ilustra acabadamente el enorme compromiso que también tiene la UCA con las temáticas ambientales.

En el Salón Plenario había caído la tarde y nos acercábamos al final. Los presentes, nutridos de información y habiendo presenciado ricos debates, se disponían a escuchar el último panel de la jornada. “Construcción Sustentable” fue moderado por Gustavo Di Costa y coordinado por Roberto Fevre (CEMA). Di Costa fue claro de entrada: “nuestros edificios contaminan el medio ambiente a través de la construcción”. Fernando Álvarez de Celis, de Obra Pública, arrojó datos alarmantes que comparan el crecimiento de las ciudades con el de los habitantes: “esto no está creando ciudades sustentables”, afirmó. Los disertantes también hicieron alusión al consumo energético, la importancia de la tecnología LED, y la relevancia de que los jóvenes “tengan incorporadas estas nuevas políticas”, tal como dijo Luis Gradín (Integración Social y Urbana).
Una jornada extensa que tuvo de todo. Los expositores aportaron su conocimiento e información sobre los temas abordados. Pero, lo más importante y lo que fue eje desde el comienzo hasta el cierre, fue el compromiso y la preocupación percibida en todos los actores en materia ambiental de cara al futuro.

A punto de comenzar una nueva década, en Argentina es hora de que se repitan más convenciones como esta, donde se discutan ciertos temas que fueron postergados en tiempos pasados. Hoy, la Cámara Empresaria de Medio Ambiente se dispone con firmeza a mirar hacia el futuro.

UA-53935543-1